Una consultora en control de calidad (CC) ha vuelto a hacer énfasis sobre la importancia obvia, pero frecuentemente pasada por alto, de realizar calibraciones de alta calidad, para suministrarles a los médicos y pacientes con resultados exactos de laboratorio Randox Laboratories (Antrim, Irlanda del Norte, Reino Unido; www.randox.com) ha pedido una mayor atención en el laboratorio sobre la calibración como el primer y fundamental paso para proporcionar resultados de calidad de las pruebas. En una reciente serie, multi- ubicación, de conversaciones sobre control de calidad, Sarah Kee, Consultora Científica de CC en Randox, señaló que la importancia de la calibración se pasa, frecuentemente, por alto, y recalco que la calibración exacta constituye la base para producir resultados confiables para los pacientes.

Añadió que, como un primer paso para asegurar un desempeño exacto permanente de los instrumentos y de los reactivos, la calibración es algo a lo que muchos laboratorios clínicos deben dar más recursos, atención y conciencia.

La calibración efectiva les da a los analizadores de laboratorio una línea de base a partir del cual se pueden producir resultados exactos de los exámenes. Los laboratorios procesan calibradores (estándares) con valores conocidos, que establecen la línea de base del instrumento. El instrumento utiliza esta línea de base para ajustar las lecturas para que coincida con el valor calculado, y desde este punto reportar resultados exactos.

Sin embargo, la calibración puede ser un arma de doble filo. La Sra. Kee destaco que la calidad del material del calibrador sostiene directamente el éxito de la calibración. “Imagínese la situación en la que los valores asignados del calibrador son inexactos o la matriz del calibrador es diferente a la de una muestra del paciente. La calibración establecerá una línea de base incorrecta para el instrumento, es decir que los resultados subsiguientes de los pacientes serán inexactos”, dijo la Sra. Kee.

Para asegurarse de que cualquier instrumento dado esta establecimiento una línea basal fiable y que el laboratorio construye y mantiene una base solida para los resultados exactos de los pacientes, la Sra. Kee recomienda recalibraciones frecuentes y seguir, de cerca, las instrucciones para los instrumentos y los reactivos de los fabricantes. También recomendó la incorporación de las siguientes prácticas: utilizar un calibrador de tercera opinión, con valores asignados de forma independiente, y que no estén optimizados para trabajar con cualquier instrumento o sistema reactivo específico. Utilizar un calibrador con la misma matriz (o lo más cerca posible) que la muestra del paciente, por ejemplo, cuando se calibran pruebas para los análisis de orina, asegurar que se selecciona un calibrador cuya matriz sea la orina. Siempre que sea posible, elegir calibradores que están hechos de material 100% humano, especialmente importante en las pruebas basadas en anticuerpos, y siempre que sea posible, utilizar un calibrador multianalito con un periodo largo de almacenamiento y vida útil para ahorrar tiempo, dinero, mano de obra y materiales.

Laboratorio Clínico Biolab Ltda.